Blogia
Decoración

Decorar un pasillo (3)

Opción clásica
De todos modos, lo más frecuente es que nuestro pasillo posea unas dimensiones normales, de modo que no será necesario el servirnos de estas ayudas para lograr que sea proporcionado. En tal caso, unos cuarterones de madera son una elección sobria y distinguida, que asegura un resultado elegante y discreto.

Dependiendo del ancho del que dispongamos, puede ser recomendable incluir algo de mobiliario para amenizar el paso, además de que ciertas piezas pueden sernos realmente útiles. Percheros, zapateros o librerías darán más vida a esta zona, evitando que parezca desierta.

Una alfombra para el suelo es una buena solución, puesto que aportará calidez dando una impresión más amable y hospitalaria. Si disponemos del suficiente espacio también podemos colocar una mesita pequeña con una lámpara sobre ella, o una de pie a su lado.

Cuidado con los excesos
Es importante recordar que no podemos situar objetos cerca de las puertas, tanto por la posibilidad de golpearnos con ellos o de que se rompan, como por la sensación de ahogo. Hemos de evitar a toda costa sobrecargar el pasillo, ya que nuestro objetivo es hacerlo lo más liviano posible.

Otra alternativa es la de crear una pequeña galería de arte. Podremos servirnos de cuadros o de reproducciones de obras conocidas, pero procurando presentar juntas temáticas y estilos similares. Huiremos de los colores apagados o sombríos que resten luminosidad a la estancia. Ahora ya conoces todo lo imprescindible para decorar acertadamente esta parte de la casa, a menudo descuidada. Unos pasillos bien amueblados darán fluidez, coherencia y alegría a tu hogar.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres